Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Zaragoza Online

¿Qué está pasando en Zaragoza?

Crear historia
FAQS / Ayuda
32.1°

El Edificio Cero Emisiones de la Milla Digital, un reto tecnológico y arquitectónico para respetar el medio ambiente y apostar por la sostenibilidad

La obra, financiada con fondos FEES, tiene por objetivo crear un centro incubadora de empresas que pueda trabajar en el desarrollo de ideas innovadoras que cambien el tejido productivo de la ciudad.

La construcción del Edificio Cero Emisiones, que albergará el Centro de Incubación de Empresas de la Milla Digital, integra en sí mismo un doble reto, el tecnológico y arquitectónico que supone realizar un edificio sin que genere ninguna huella ecológica, y el que le convierte en un motor de transformación del tejido productivo de la ciudad, orientado a la innovación y el conocimiento.

El edificio de consumo energético cero se construirá en una parcela frente a la estación intermodal de Delicias, fruto de la desafectación del uso ferroviario que se produjo en esos suelos con la llegada de la Alta Velocidad a Zaragoza. La sede de la incubadora o semillero de empresas tendrá superficie útil de 2.309 m2 (sobre una superficie construida total de 2.727 m2), y supondrá una inversión de 5,5 millones de euros que se financiarán con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad (FEES). La obra se realizará entre los meses de mayo y diciembre de este año, de forma que su puesta en funcionamiento se produzca en 2011.

Un puntal de la Milla Digital

El diseño arquitectónico del Edificio Cero Emisiones que ha realizado la empresa Intecsa-Inarsa, perteneciente al grupo SNC-Lavalin, ha tenido en cuenta tanto las exigencias bioclimáticas y energéticas de las instalaciones, como su posterior misión de semillero de empresas, concibiendo espacios de oficinas, de servicios compartidos y de áreas de reunión en las que se favorece la tutela de las ideas emprendedoras que tratan de tomar cuerpo en la incubadora. El resultado es un edificio funcional que combina la eficiencia energética y la producción de fuentes renovables, que ha de funcionar como un puntal más del proyecto de Milla Digital.

El Edificio de Emisiones Cero establecerá los accesos, tanto peatonales, como rodados, a través de la avenida de la Autonomía y lindará con el Centro de Arte y Tecnología (CAT). Distribuirá su espacios en planta sótano, y baja + tres, además de la planta cubierta, orientada para instalaciones diversas .

Reto de diseño

La necesidad de gestar un inmueble que no consuma energía ha obligado a realizar un diseño que atiende incluso los condicionantes físicos del clima de la ciudad, y las características del suelo para emplear la geotermia como parte del sistema de climatización. Además para cumplir el reto de las emisiones cero se deberá combinar la utilización de la arquitectura bioclimática (para reducir las demandas), la eficiencia energética de las instalaciones (para reducir los consumos), la gestión energética (para racionalizar los consumos) y el empleo de las energías renovables (para compensar las emisiones).

El diseño bioclimático se refiere fundamentalmente a la utilización de criterios de arquitectura pasiva, tales como la orientación sur- norte, o el propio volumen del edificio, semejante a un cubo, de manera que se reduzca la demanda energética del edificio. No obstante será preciso reforzar estas condiciones óptimas que se crean en el nuevo edificio con el uso de las nuevas tecnologías, que nos van a permitir crear un ambiente confortable en el interior del edificio, consiguiendo una buena iluminación, una adecuada ventilación interior y una satisfactoria climatización.

En realidad los autores del proyecto han concebido la Incubadora de Empresas como un gran climatizador, que se organiza en torno a un atrio al que se abren todas las estancias del edificio. Las oficinas (un total de 24 módulos ¿ocho en cada una de las tres plantas) se colocan en forma de "L", orientadas al norte, mientras que los espacios más flexibles, de reunión y consulta se abren al sur. En la planta baja se disponen espacios comunes, como la recepción, el despacho de dirección y la sala polivalente.

El atrio al que se abren todas las dependencias es el corazón ambiental y funcional del edificio, permite lograr una iluminación natural en el interior, facilita las ventilaciones naturales del edificio y regula las temperaturas interiores. Pero, además es una pieza fundamental porque articula todas las circulaciones (verticales y horizontales) y crea un área estancial adecuada para todos los usuarios.

Todo el edificio estará revestido por una doble piel acristalada que crea una cámara de aire, que consigue un aislamiento térmico del exterior, además de distribuir el calor o el frío al resto de los espacios. Entre las dos pieles del edificio se proyecta una pasarela que asegura la limpieza de los paneles fotovoltaicos y de vidrio que se instalan en las caras SE y SO y el muro de cortina de vidrio serigrafiado con elementos naturales de la fachada NE y NO.

En la planta de cubierta se colocarán paneles solares y dependencias concebidas para el mantenimiento del edificio.

La eficiencia energética se consigue atendiendo a la climatización y la iluminación de las instalaciones, de manera que se opta por usar suelo radiante que proporciona frío en verano y calor en invierno. Este sistema de temperaturas se apoya también en el funcionamiento de las ventilaciones internas del edificio. En cuento a la iluminación se utilizan lámparas de alta eficiencia y lámparas led que reducen consumos. Además se integran sistemas de control de presencia en las luminarias, que logran que se encienda la luminaria que necesitamos en función de nuestra posición en el edificio, y otros sistemas de regulación que aportan la intensidad que se precisa en cada momento.

La gestión energética se plantea con modelos centralizados que optimizan los consumos.

Toda esta ingeniería bioclimática se completa con la producción de energías renovables mediante placas solares, ubicadas en la cubierta y en la fachada sur, tres aerogeneradores de energía eólica en la urbanización y una caldera de biodiésel de apoyo a la calefacción, de manera que toda la demanda del edificio se cubre con procesos alternativos que no generan gases de efecto invernadero. La energía eólica y fotovoltaica que produzca el edifico no se acumulará, sino que se venderá a la red, de donde se captará también la energía que necesite el Centro de Incubación de Empresas para funcionar, pero con resultados compensados entre lo que gasta y lo que produce, marcando una decidida apuesta por la sostenibilidad.


Atraer talento y excelencia

Una vez culminada la construcción del edificio comenzará la instalación de compañías, microempresas, fundaciones, y entes de investigación, tanto de base tecnológica, como aquellas ligadas a la sostenibilidad ambiental, I+D, innovación y creatividad, ya que se trata de fomentar la innovación, la creación de empleo y el fomento de la sostenibilidad ambiental.


Este nuevo equipamiento no persigue desarrollar un edificio de oficinas al uso, sino un espacio de incubación tecnológica avanzada. Se pretende atraer talento y excelencia, en un espacio privilegiado para que los emprendedores puedan explorar sinergias, desarrollar potenciales proyectos, servicios o productos conjuntos, y tener acceso a nuevas redes, tanto a nivel local como internacional.


Además, se busca que las empresas y entidades alojadas puedan crecer y, a medio plazo, ampliarse y ceder su lugar en el edificio a nuevos emprendedores y entidades que tomen su relevo. Del mismo modo, se pretende que, una vez los actuales ocupantes dejen el Centro, puedan a medio y largo plazo, ocupar los futuros espacios de oficinas de Milla Digital o espacios propios en el entorno, siempre con la vista puesta en crear nuevo tejido productivo especializado y de calidad en Zaragoza.


Ventajas para las empresas


Las empresas que decidan instalarse en este edificio tendrán una serie de ventajas:

Alojamiento en condiciones económicas favorables, que incluye servicios de telecomunicaciones, con elevada conectividad, y un paquete de servicios de apoyo y asesoramiento en diferentes modalidades.

Acceso preferente a los servicios e infraestructuras del Centro de Arte y Tecnología y del Digital Water Pavilion.

Apoyo institucional e integración en la red de eventos organizados a través del proyecto Milla Digital.

Un emplazamiento en el centro empresarial de la ciudad, junto a Estación Intermodal, resto de equipamientos de Milla Digital, Palacio de Congresos y Expo Zaragoza Empresarial.

Visibilidad social y corporativa: promoción reforzada por la concepción de espacio demostrativo en el área de arquitectura sostenible que posee el edificio.


Las empresas que tendrán preferencia para instalarse en este edificio son:

Sectores de especialización dentro del conocimiento: TIC; agua y energías renovables; contenidos (audiovisual y multimedia, videojuegos, diseño...); rormación especializada en el ámbito de innovación y creatividad; I+D general; servicios avanzados en los sectores anteriores.

Nuevos emprendedores tecnológicos y del ámbito de la sostenibilidad.

Spin-off universitarias.

Pymes en crecimiento, tecnológicas y del ámbito de la sostenibilidad.

Empresas consolidadas (compañías locales que ponen en marcha nuevos proyectos tecnológicos o empresas atraídas de fuera de Aragón), que puedan servir como motor para el éxito de las empresas menos consolidadas, creando sinergias entre ambos tipos de empresas, y logrando el pretendido efecto de clusterización.

Fundaciones y entes (públicos o privados, incluyendo académicos) ligados al I+D, a la innovación y a la sostenibilidad.


Este Centro nace con la aspiración de ser autosuficiente económicamente a medio plazo con objeto de cubrir sus gastos operativos mediante sus propios ingresos. La gestión del equipamiento será externalizada a través de concesión administrativa, bajo la supervisión del Ayuntamiento de Zaragoza a través de Milla Digital.